viernes, 8 de septiembre de 2017

La red de caminos del siglo XVIII en Galicia

Ponte medieval de Rábade (Lugo), posteriormente por él
 pasaría el Camino Real de Madrid a A Coruña o de Galicia.
A principios del siglo XVIII los caminos que recorrían la geografía gallega estaba basada en los caminos medievales, de esta época nos quedan de ellos los puentes. 

Es a través del Real Decreto del 10 de junio de 1761 cuando se inicia en España una mejora de los caminos y que estos sean sólidos y rectos. El fin de esta nueva red era mejorar el comercio entre provincias. Estos nuevos caminos serían denominados como Caminos Reales siguiendo el modelo francés y que a partir de 1720 se había optado un ancho de 19,60 metros, posteriormente en 1776 se modificarían las dimensiones. El objetivo del rey Fernando VI posteriormente el rey Carlos III sería de construir de "rutas majestuosas". 

Los principales caminos serían:
  • Camino Real de Galicia o de Madrid a A Coruña.
  • Camino Nuevo de A Coruña a Santiago.
  • Camino Real Transversal de Santiago a Pontevedra.
  • Camino Real Transversal de Pontevedra a Ponte Sampaio y Tui.
  • Camino Transversal de A Coruña a Bergantiños.
Camino Real de Galicia o de Madrid a A Coruña:
Dentro del Real Decreto del 10 de junio de 1761 estaba ya previsto ya este Camino Real. En el trazado de este camino hubo varias propuestas, una de las primeras fue realizada por el ingeniero José Crame que incluía que el camino entrase en Galicia por la Portiña de La Canda. Los motivos de este trazado por el sur fueron económicos y geográficos. Finalmente se haría por el norte ya por la importancia de A Coruña y Ferrol.


Leguario de Garabolos en Lugo.
Es con la llegada del ingeniero francés Carlos Lemaur que sustituye a José Crame que adapta el camino al terreno geográfico, Carlos redactaría el proyecto entre Astorga (León) y A Coruña. A la entrada en Galicia el camino se basaría en el trazado próximo la Vía Romana XIX que en estas tierras sería descubierta por él y que que habló de ella como: "en estas trabajossímas marchas he descubierto la antigua vía militar". Posteriormente ya en el año 1766 Baltasar Ricaud sustituye a Carlos Lemaur que comenzaría las obras en este mismo año. Los últimos tramos construidos fueron: Becerreá - Lugo y Lugo - Betanzos entre 1777 y 1785. Este camino se empezó a construir en la primavera del año 1763.

Actualmente el legado que ha llegado a nuestros días en Galicia se conservaban de este camino varios leguarios y el único hito miriámetrico recientemente recuperado

Camino Nuevo de A Coruña a Santiago:
La construcción de este camino que uniría A Coruña con Santiago de Compostela se mejoraría el camino medieval entre el puente de Canedo (Ordes) y Ponte Sigüeiro (Oroso - Santiago). El proyecto data del año 1770 bajo la denominación de: "Camino Nuevo de La Coruña p.a  Santiago" que actualmente se conservan planos del año 1775 del ingeniero militar Fernando Gaver.

Camino Real Transversal de Santiago a Pontevedra:
En el trazado de este camino hubo varias opciones, el primer trazado de este camino fue realizado en 1777 por el ingeniero Bartolomé Amphoux que dispuso un trazado por Pontevea o Padrón. En el proyecto inicial el camino se habia puesto que: "Proyecto de el Camino Transversal que debe construirse desde la ciudad de Santiago por la dirección del Puente de Bea (Pontevea) hasta Pontevedra..." esto se debía que ya por aquel entonces había inundaciones en Padrón. Esto supuso una reacción de los habitantes de Padrón (A Coruña) y Caldas de Reis (Pontevedra) que quedarían apartados del Camino Real. El ingeniero italiano Francisco Sabatini sería quien redactase ambas alternativas. Finalmente el camino sería construido por Padrón.
O Marco da Legua, es un reloj de sol en Cerponzóns,
 Pontevedra en el margen derecho de la N-550.


El tramo entre Ponte Valga y Pontevedra fue construido por mediación del arzobispo Sebastián Malvar que financió las obras, durante las obras encontró miliarios de la Vía XIX. 
Durante la construcción de este camino también ha sido necesario la restauración de varios puentes como el de Caldas de Reis. La anchura de este camino era de unos 8 metros. Actualmente en este camino podemos ver varios relojes de sol que fueron puestos durante su construcción.

Camino Real Transversal de Pontevedra a Ponte Sampaio y Tui.
Este camino forma parte del anterior ya que son estés últimos caminos que comunicaban de norte al sur. En el año 1760 fue cuando se acondiciono la antigua Vereda Real la cual paso tener un ancho de cinco varas. El tramo entre Ponte Sampaio y Tui ha sido el último que construyera la Junta General de Caminos de Galicia. 
Paso del Camino Real Transversal de Pontevedra a Ponte Sampaio y Tui por A Calle, Soutomaior (Pontevedra).

Camino Transversal de A Coruña a Bergantiños:
Este camino parte de la ciudad herculina y fue construido hasta Paiosaco (A Laracha). Se iniciaba en A Coruña por la actual Avenida de Fisterra continuando por Meicende, A Baiuca hasta Foxo (Arteixo), posteriormente a mediados del siglo XIX se continuó su construcción hasta Paiosaco. Tenia un ancho variable de 5,60 a 7,50 metros.
Estado actual del Camino Transversal de A Coruña a Bergantiños a su paso por el término de Arteixo.

Además de estés caminos también llegó existir otros caminos menores que comunicaban otros núcleos de población de la comunidad. En los Caminos Reales eran puestos los leguarios cada 7 km. aproximadamente y con la llegada del sistema métrico decimal se pusieron hitos miriamétricos cada 10 km.
Leguario de Valga del Camino Real de Santiago a Pontevedra.

El organismo oficial en Galicia para la conservación de estés caminos fue la Junta General de Caminos de Galicia creada en el 1782.

En este mismo siglo en el año 1799 se crea la Inspección General de Caminos mediante la Real Orden de 12 de junio del mismo año. En el artículo noveno podemos leer que marcaba un peón caminero en cada legua de las seis carreteras principales del Reino.


Estado de la red de caminos:
Una de las fuentes para saber el estado de los caminos es el que hizo Don José Lucas Labrada que fue un ilustrado y entre otros trabajos fue secretario de la Diputación Provincial de Ourense.

En su Descripción económica del Reino de Galicia en 1804 nos relata que son de "grande utilidad" tal como podemos leer en este párrafo sobre los caminos:



A continuación en este enlace podéis descargar dicha descripción, a partir de la página 128 nos describe el estado de los caminos de la época. 

jueves, 10 de agosto de 2017

Las vías romanas en Galicia

Tras la conquista de los antiguos pueblos celtas que se asentaban aquí por el Imperio Romano y tras descubrir los recursos minerales le pusieron a este territorio la denominación de Gallaecia, fue una de las provincias romanas. 
Los límites era por el sur por el río Duero limitando con la provincia de Lusitanita y por el este hasta el río Esla limitando con las provincias de Tarraconense y Cartaginense.

Una parte del legado es el topónimo de Galicia ya que proviene de Gallaecia, y para comunicar este territorio con el resto del imperio fue necesario la construcción de cuatro principales vías romanas.
Conjunto de miliarios en Lobios
Para las construcción de las calzadas romanas era necesario ejecutar varias fases, desde la deforestación hasta la capa de rodadura, las calzadas estaban marcadas por los miliarios que eran puestos cada 1.480 metros. Las calzadas romanas permitían el paso de dos vehículos a la vez. 








A continuación trataremos de las tres principales vías romanas que se encuentran en Galicia. 
  • La Vía XVIII o Vía Nova:
Trazado de la Vía XVIII o Vía Nova
Comenzaba en Braga (Bracara Augusta) y terminaba en Astorga (Asturica Augusta) tiene un recorrido de más de 300 km. En Galicia entra por la Portela do Home en Lobios (Ourense) y sale por la comarca de Valdeorras. A lo largo de su recorrido conserva varios miliarios además de los restos de la mansión viaria y campamento romano entre otros.


Tramo original de la Vía XVIII en Lobios
En Lobios (Ourense) hay un tramo original de la esta vía además de un tramo recuperado.
En la comarca de A Limia en Sandiás también podemos ver miliarios entre otros lugares.
Campamento romano de Aquis Quarquennis en Bande








En Bande (Ourense) en Aquis Quarquennis podemos ver cuando las aguas del embalse de As Conchas: el campamento romano, la mansión viaria y las termas.  









  • La Vía XIX:
Trazado de la Vía XIX
Comenzaba en Braga (Bracara Augusta) y terminaba en Astorga (Asturica Augusta) tiene un recorrido de unos 500 km. Entraba en Galicia por Tui continuaba por Pontevedra, Santiago de Compostela, Lugo hasta llegar a Astorga. 







Termas romanas de Lugo



En Boimorto (A Coruña) hay uno de los miliarios que se conserva de esta vía.
En la ciudad de Lugo además de la Muralla Romana hay otros restos como las termas romanas sitas a unos metros de la Ponte Vella. 





Ya en Cervantes hay un hito que marca el paso de la vía romana a su salida de Galicia, es uno de similares que podemos encontrar cerca de las carreteras por donde era el trazado de esta vía.
Hito en O Cumial en Cervantes (Lugo)
  • La Vía XX o Vía per loca marítima: 
Trazado de la Vía XX
Según estudios que se tienen realizado sobre el trazado de la vía XX era por vía marítima además de la propia vía terrestre. Posiblemente, unos de los primeros puntos sería Aquis Celenis (Caldas de Reis) pasando por Ad Duos Pontes (Noia), Brigantium (A Coruña o Betanzos) hasta llegar a Lucus Augusti (Lugo). 


Hito de la Vía XX en Santa Comba


En Santa Comba (A Coruña) podemos encontrar un hito que refleja el paso de esta vía. 
En A Laracha (A Coruña) también podemos seguir un pequeño tramo cerca de Vilar de Fraga en cual ya no conserva lamentablemente el pavimento.


En el trazado de esta vía podemos encontrar entre un campamento romano como es el de Ciudadela en Sobrado dos Monxes (A Coruña).
Campamento romano de Cidadela en Sobrado dos Monxes en A Coruña
También en la comunidad había otras vías romanas como puede ser Chaves a Lugo o la vía Aquis Quarquennis - Ourense - Lugo en la cual podemos ver la Ponte do Freixo, uno de los dos puentes romanos que se conservan en Galicia.
Ponte do Freixo entre Celanova y Cartelle, en Ourense 

Las calzadas romanas es un bien único y a preservar además forma parte de nuestro patrimonio.



La red de caminos del siglo XVIII en Galicia

Ponte medieval de Rábade (Lugo), posteriormente por él  pasaría el Camino Real de Madrid a A Coruña o de Galicia. A principios del sigl...